Sin importar cuál sea tu actividad eres candidato para solicitar un crédito y hacer realidad tu sueño de estrenar tu casa o departamento, pues en la actualidad existen formas de convertirse en sujeto de crédito aunque no cuentes con un salario fijo.

Si éste es tu caso, es importante que conozcas las diferentes opciones que hay en el mercado para acceder a un préstamo hipotecario, ya sea, a través de un banco o con el apoyo de programas federales.

Crédito Hipotecario Bancario: Hoy en día muchas instituciones bancarias podrían financiar tu deuda, sin embargo, necesitan certeza de pago, por lo que lo que debes comprobar tus ingresos (mediante cuentas de ahorro, declaraciones anuales), contar un monto entre 20 y 30% para el enganche de un inmueble, tener un buen historial crediticio y poder comprobar mínimo dos años en la misma actividad, por medio de un formato descargable de la página del Servicio de Administración Tributaria (SAT)

Programas Federales: Si eres un trabajador independiente, el programa Crezcamos Juntos del INFONAVIT ofrece la posibilidad de solicitar un crédito al Instituto. Para unirse a este programa debes tener en orden tu situación con el SAT y estar registrado en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). Una vez inscrito, podrás obtener los beneficios sociales de Crezcamos Juntos, entre los que se encuentra la posibilidad de solicitar un crédito al Infonavit o a la Sociedad Hipotecaria Federal.

El trabajador puede comprar una vivienda nueva o usada, pero para solicitar su crédito debe incorporarse a un esquema de ahorro en el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).

Otra opción es la que te ofrece Bansefi en conjunto con SHF mediante el programa AhorraSIF que utiliza el esquema de ahorro previo al otorgamiento del crédito. Como en el caso anterior, Bansefi no otorga el crédito, solo actúa como intermediario a través de su programa de ahorro sustituyendo la comprobación de ingresos, el crédito es otorgado por diversos intermediarios financieros.

Independientemente de la opción que decidas es importante que el inmueble o terreno que decidas comprar se adapte a tu presupuesto, necesidades y estilo de vida, por lo que antes de tomar una decisión, te recomendamos:

–           Elaborar un presupuesto en el que consideres la cantidad que estarás dispuesto a aportar al mes para el pago de tu hipoteca.

–           Mantener un buen historial crediticio pagando a tiempo todos los pasivos con los que cuentes. Los estados de cuenta te pueden servir para demostrar que eres puntual y responsable en tus pagos por lo que esto te dará también una ventaja considerable para conseguir un crédito de vivienda.

Un gran número de las personas que trabajan por honorarios son jóvenes que pueden estar iniciándose en el mercado laboral, si perteneces a este segmento de la población, los especialistas aconsejan ahorrar pensando en un próximo enganche, ser responsable con sus compromisos de pago y sobre todo no endeudarse.

Si crees que ser propietario es algo conveniente para ti, comienza a planificar desde este momento, utiliza los simuladores bancarios para explorar las diferentes opciones de crédito y elegir la que más te convenga, organiza tus finanzas, ahorra para el pago inicial y prepárate mentalmente para la responsabilidad que significa tener una casa.

En Cibergestión by BC apoyamos a las entidades bancarias en México a facilitar sus procesos de originación de créditos hipotecarios. Nuestro liderazgo y amplia experiencia en el sector nos permiten otorgar 7 de cada 10 créditos.

¡Conócenos! http://www.cibergestion.com #SomosCibergestión!

Comments are closed.