Si tú y tu familia están pensando en comprar una casa, seguramente estarás evaluando qué carácterísticas debe tener de acuerdo a las necesidades de todos los miembros del hogar. Una de las mayores dudas de muchos de los compradores es si ésta debe estar ubicada dentro de un condominio horizontal o fuera de él.

La decisión depende básicamente del estilo de vida de cada familia y el costo-beneficio que estén dispuestos a asumir. Para facilitarte esta disyuntiva, analiza las siguientes características:

Casa sola

  • El costo depende del costo del metro cuadrado de la zona en la que se ubica y de los metros cuadrados de construcción.
  • Adquirir una casa independiente te da mayor libertad, pues no tendrás que consultar a nadie para cambiar el color de tu fachada, la puerta del garaje, tener muchas mascotas o incluso hacerle una adición. Asimismo tendrás más privacidad y te sentirás en mayor libertad de tener fiestas y reuniones sin molestar a tus vecinos.
  • Los costos de arreglos y limpieza corren por tu cuenta, sin embargo, no pagarás cuotas de mantenimiento de áreas comunes como en la mayoría de los condominios.
  • Es posible que tengas que invertir en alarmas, cámaras, puertas automáticas y otros dispositivos de seguridad.

En condominio

  • Es común que las casas en condominio compartan área comunes como juegos para niños, gimnasio, salón de usos múltiples, entre otros.
  • El costo de las casas en condominio puede elevarse, pues además de considerar el metro cuadrado de la zona en la que se ubica y los metros de construcción se consideran las amenidades.
  • Los costos de mantenimiento y limpieza de áreas comunes son compartidos, sin embargo, deberás pagar mensualmente una cuota.
  • Será necesario que participes en reuniones de vecinos para la toma de decisiones referente a la administración del condominio.
  • Son más seguros, pues muchos condominios horizontales cuentan con caseta de vigilancia y solo conceden el paso a personas que se han identificado.
  • La cercanía con los vecinos crea un sentido de comunidad, aunque reduce la privacidad.
  • Tendrás poca flexibilidad para hacer cambios o mejoras a tu casa, especialmente en exteriores y será necesario que tu familia se ajuste a reglamentos internos para mascotas, acceso a visitantes y fiestas.

Si después de analizar estos puntos no te has decidido, busca un equilibrio entre los siguientes aspectos: la oferta disponible en tu ciudad, el espacio que requieres, la ubicación ideal, la zona que puedes pagar, los servicios que necesitas y el tipo de facilidades recreativas que te gustaría tener.

En Cibergestión apoyamos a las entidades bancarias en México a facilitar sus procesos de originación de créditos hipotecarios para cualquier tipo de inmuebles, nuestro liderazgo en el sector nos permite gestionar más de 70 mil créditos anuales. ¡Conócenos! #SomosCibergestión!

Comments are closed.