En un mercado altamente competitivo las empresas tienen que mejorar constantemente su eficiencia para ganar o mantener su liderazgo en el mercado. ¿Cómo ser más eficientes? Automatizando sus procesos, con el objetivo de mantener una estrecha medición, optimizarlos continuamente y reducir la dependencia en el desempeño y conocimiento de cada individuo que participa en él.

Esta necesidad constante de mejora a través de la automatización ha dado lugar al surgimiento de la llamada Gestión de Procesos de Negocio (BPM, Business Process Management) que brinda a las organizaciones la posibilidad de alinear los objetivos del negocio con las necesidades de cliente y permite monitorear los recursos de la empresa para incrementar la eficiencia y la productividad.

La Gestión de Procesos de Negocio debe analizar holísticamente los procesos de una compañía, considerando 8 preguntas básicas asociadas al negocio: qué hace, por qué lo hace, cómo lo hace, cuándo lo hace, dónde lo hace, con qué recursos lo hace y para qué y quiénes lo hace.

Asimismo, utiliza a las tecnologías de la información como una herramienta clave con el objetivo de diseñar, estandarizar, automatizar, monitorear y mejorar permanentemente los procesos de negocio de las empresas.

Entre las ventajas que conlleva la automatización de los procesos de negocio se encuentran:

  1. Eliminar la duplicidad de procesos, homologar procedimientos y reducir el margen de error.
  2. Eliminar actividades del proceso que no generan valor.
  3. Reducir tiempos de entrega de productos y servicios para generar eficiencia operativa.
  4. Aumentar la productividad de los empleados en el día a día.
  5. Monitorear constantemente los flujos para identificar oportunidades de mejora y obtener información que permita la toma oportuna de decisiones.
  6. Mejorar la calidad del servicio y, por consiguiente, la satisfacción del cliente.
  7. Reducir costos y aumentar la rentabilidad.
  8. Incrementar la facturación y cumplir con las regulaciones existentes.
  9. Obtener una ventaja competitiva frente a la competencia.
  10. Innovar constantemente.

Gracias a la tecnología, una solución de procesamiento automática, fiable y dinámica, que se adapta específicamente a los requisitos y procesos de tus clientes, puede contribuir a la creación de un margen competitivo claro. Si tu empresa no cuenta con las herramientas de última generación adecuadas para llevar a cabo este tipo de controles y procesos, hoy en día con la tercerización de servicios, podrás automatizar procesos que hoy por hoy te insumen mucho tiempo y dedicación, aumentando la eficacia de tu organización y afianzando su imagen frente a los clientes.

En Cibergestión by BC somos líderes en la externalización de procesos de negocios. Creemos en el rol de la tecnología para dar solución a la parte mecánica y así poder focalizar todos nuestros recursos en lo que es realmente importante para tu negocio –el cliente–, por ello desarrollamos productos enfocados a reducir tiempos y gestionar flujos de actividades.

Comments are closed.